La Voz del Nervi贸n
Espa帽ol (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)

La hora

Enlaces

  • Enlaces
  • Enlaces
  • Enlaces

El Sol

08:3214:0619:39
Sevilla, Espa帽a

El tiempo

Sevilla
0°C
Sevilla °C Londres °C Par铆s °C Nueva York °C Tokyo °C
[Detalles]

Wikipedia

Calendario escolar

Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4
Entrevista a Pilar Valverde
Entrevistas - Entrevistas
Escrito por Paula, Alba y J茅ssica   
Domingo, 25 de Enero de 2009 01:00

 

 Aunque ya ha pasado por esta sección, hemos querido volver a charlar con nuestra profesora "decana" del instituto, que todavía tiene cosas muy interesantes que contarnos.

-Nos han comentado que es usted la profesora más antigua de todo el instituto.

-Sí, bueno, este año sí, el año pasado había otra profesora mayor, pero este año sí, soy la mayor.

-¿Cómo se siente al ser la mayor?

-Muy bien, encantada de estar en el instituto todavía y podría estar en el instituto unos años más. Pero ya no puede ser.

-¿Hasta cuándo tiene pensado trabajar?

-Hasta que cumpla los 70 años, que va a ser el 22 de abril del año que viene.

-Nos han dicho también que viene de Galicia, ¿por qué vino?

-Yo vine de Galicia porque mis padres eran funcionarios y vinieron destinados a Sanlúcar de Barrameda y, bueno... eso es ya un episodio muy lejano, porque desde los 14 años vivo en Andalucía y estudié aquí el Bachillerato superior, la carrera y siempre en Andalucía.

-¿Y vive con alguien?

-Sí, con mi madre.

 

 

-¿En qué emplea su tiempo libre?

-Yo tengo muchísimos hobbies y los practico continuamente, a mí me encantan las labores, hacer crochet, pintar... tengo la carrera de Bellas Artes también, pinto, leo, bordo, hago ganchillo, en fin, todas esas cosas.

-¿Nos habla de su infancia?

-Bueno, pues mi infancia... mi primera infancia fue en Sanlúcar y a los 15 años vine aquí, y yo vivía en un pueblo de Galicia, mi padre estaba represaliado por simpatizante con la república, entonces estaba desterrado en un pueblo de la montaña de Galicia, que era un sitio como un paraíso, un sitio muy rural y escondido pero bellísimo... Y lo que recuerdo de mi infancia aparte del espacio, del paisaje, pues... la soledad, yo soy hija única y cuando los niños que había en aquel pueblo solo iban al colegio y después desaparecían, porque estaban totalmente integrados en el trabajo agrícola, se marchaban con el ganado al monte o trabajar en sus casas con sus familias, entonces no tenía compañeros de juego y jugaba sola, leía muchísimo y tal vez mi afición por la aguja venga de esa soledad, de que muchos momentos del día los dedicara a hacer vestiditos para las muñecas, a  bordar pañuelitos, y cosas así, que era la única manera que tenía, aparte de que tenéis que tener en cuenta que en Galicia el clima es muy húmedo, que llovía con mucha frecuencia, y entonces, el estar al aire libre no era posible siempre. Evidentemente que cuando hacía buen tiempo paseaba con mis padres por los alrededores de la aldea, que era preciosa, recuerdo siempre las mimosas en el mes de febrero, se ponían los árboles de mimosa amarillos, era una primavera expectacular. Había muchísimas flores y he vivido integrada en la naturaleza los primeros años de mi vida. Luego estudié con mi padre -mi padre era licenciado en Historia- y con mi madre, que era maestra, y me examinaba por libre en el instituto de Pontevedra.

-¿Y desde cuándo tenía pensado ser profesora?

-No, no, profesora no lo había pensado, ir a la universidad era como una especie de programa vital en mi familia, todos los niños teníamos que ir a la universidad, eso estaba en los planes familiares e hice la licenciatura de Historia aquí en Sevilla y no tanto por vocación sino por proximidad. Tal vez a mí me hubiera gustado hacer otra licenciatura, como románicas, por ejemplo, también pensé en hacer Derecho, pero aquí en Sevilla lo que se ofertaba era Historia General o de América y yo me decidí por la general, pero sin pensar en ser profesora, la profesión vino después.Y cuando terminé la carrera y traté de rentabilizarla, entonces se me ofreció la oportunidad de hacer una integridad a la enseñanza y lo acepté. Es paradójico que siendo hija de profesores un poco de rechazo sí que le tenía a la profesión, pero ahora me siento muy bien: me gusta dar clase, me gustan los niños, no me pesa el instituto, al contrario, me es una válvula de escape para mí.

{joomsay}Tengo un gato, una gata, siempre he tenido algún animal de compañía, o perro o gato{/joomsay}

-Y aparte de su madre, ¿tiene más compañía? ¿Perro, gato...?

-Tengo un gato, una gata, siempre he tenido algún animal de compañía, o perro o gato.

-Dicen que usted dibuja muy bien, ¿le importaría hacernos un dibujito por aquí?

Y Pilar nos hace el dibujo de una compañera nuestra, Jéssica, a bolígrafo.


-Y, bueno, hemos hablado de usted, de su gato, ¿y sus padres? ¿Cómo se encuentran?

-Mi padre falleció y mi madre todavía vive, bien, vamos, mi madre está bien.

-¿Y su marido?

-Mi marido falleció en el 95'.

-Y ¿quiere decir algo?

-No, no quiero decir nada, esas son cosas que pasan en la vida y ya está, está en el transcurrir de la vida.

-Bueno, pues muchas gracias por su tiempo. Hasta pronto.


 

Para a帽adir comentarios debe estar registrado.