La Voz del Nervión
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)

La hora

Enlaces

  • Enlaces
  • Enlaces
  • Enlaces

El Sol

07:4314:2421:04
Sevilla, España

El tiempo

Sevilla
0°C
Sevilla °C Londres °C París °C Nueva York °C Tokyo °C
[Detalles]

Wikipedia

Calendario escolar

Agosto 2019
L M X J V S D
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31 1
La casa de Bernarda Alba II (Lorca)
Lengua y Literatura - Textos comentados
Escrito por Departamento de Lengua y Literatura   
Viernes, 13 de Junio de 2008 09:19

TEXTO 

ADELA  (Sobrecogida).- ¿Qué dices?

LA PONCIA.- Lo que digo, Adela.

ADELA.- ¡Calla!

LA PONCIA (Alto).- ¿Crees que no me he fijado?

ADELA.- ¡Baja la voz!

LA PONCIA.- ¡Mata esos pensamientos!

ADELA.- ¿Qué sabes tú?

LA PONCIA.- Las viejas vemos a través de las paredes. ¿Dónde vas de noche cuando te levantas?

ADELA.- ¡Ciega debías estar!

LA PONCIA.- Con la cabeza y las manos llenas de ojos cuando se trata de lo que se trata. Por mucho que pienso no sé lo que te propones. ¿Por qué te pusiste casi desnuda con la luz encendida y la ventana abierta al pasar Pepe el segundo día que vino a hablar con tu hermana?

ADELA.- ¡Eso no es verdad!

LA PONCIA.- No seas como los niños chicos. ¡Deja en paz a tu hermana, y si Pepe el Romano te gusta, te aguantas! (ADELA llora) Además, ¿quién dice que no te puedes casar con él? Tu hermana Angustias es una enferma. Esa no resiste el primer parto. Es estrecha de cintura, vieja, y con mi conocimiento te digo que se morirá. Entonces Pepe hará lo que hacen todos los viudos de esta tierra: se casará con la más joven, la más hermosa, y esa serás tú. Alimenta esa esperanza, olvídalo, lo que quieras, pero no vayas contra la ley de Dios.

(Federico García Lorca, La casa de Bernarda Alba.)

 

1.- Resumen:

   La Poncia recrimina a Adela que se vea con Pepe, prometido de su hermana Angustias, y que lo haya atraído poniéndose desnuda tras la ventana de su cuarto. Aunque Adela niega la acusación, la relación es evidente. La criada le aconseja que se olvide de Pepe y la anima a esperar a que su enfermiza hermana fallezca en el primer parto para poder cumplir su deseo.

 

2.- Tema y organización de las ideas del texto:

   El tema del texto es el enfrentamiento entre las represiones sociales (encarnadas en La Poncia) y el deseo de Adela de amar libremente.

   El texto está escrito en forma de diálogo, ya que es un fragmento de una obra teatral. Intervienen dos personajes: La Poncia, criada de la casa, y Adela, la hija menor de Bernarda.

   Podríamos distinguir dos partes, que se corresponden con el desarrollo de dos ideas diferentes. La primera abarca desde el principio hasta la última intervención de Adela. En ella, observamos las acusaciones de La Poncia y la negación de Adela. La segunda, que comprende la última intervención de la criada, presenta los consejos de La Poncia: esperar la muerte de la débil Angustias para casarse con Pepe, como es costumbre, y no contravenir la ley de Dios.

 

3.- Comentario crítico:

   El texto es un fragmento del acto II de La casa de Bernarda Alba, obra dramática de Federico García Lorca (1898-1936) escrita en 1936, pocos meses antes de ser detenido y fusilado en el barranco de Viznar, en Granada.

   Lorca fue un escritor poeta, tanto en sus obras en verso (Romancero gitano, Poeta en Nueva York), como en sus obras dramáticas (La zapatera prodigiosa, Bodas de sangre, Yerma). Por eso, La casa de Bernarda Alba está llena de símbolos y de poesía. No podría considerarse del todo un drama realista, a pesar de que García Lorca se inspiró en una familia vecina para dar vida a los personajes. La obra sobrepasa los límites del realismo para introducirse también en lo poético, lo que se refleja en las canciones de los labradores p.e., en la constante hipérbole, en las metáforas o en los símbolos (el bastón de Bernarda, el abanico de Adela, la casa, el corral, etc., representan la oposición entre el autoritarismo y la libertad).

   Como escribe el autor en el subtítulo de la obra, LCDBA es un drama de mujeres de los pueblos de España, y más concretamente de los pueblos andaluces (de esas casas de paredes blancas de cal como la de Bernarda), de esos pueblos anclados en las viejas costumbres y llenos de prejuicios que tanto criticaba Lorca. Contra estos prejuicios  se rebela Adela, en especial, contra la falta de libertad de la mujer para tomar sus propias decisiones. Y esta es, a nuestro juicio, la tesis del autor.

   En esta casa manda la hipócrita Bernarda. Ha impuesto a sus cinco hijas ocho años de luto por la muerte de su marido, pero Adela se le escapa de las manos. Es la más joven y la más rebelde. Adela se ha visto enredada con Pepe el Romano, joven atractivo de edad similar a la suya. No cabe en su cabeza que Bernarda haya decidido casarlo con su hermana Angustias. Con su rebeldía, Adela representa el deseo de la mujer, tan reprimido en esta casa, y la esperanza de hallar la libertad en el amor.

   La Poncia también es, en el fondo, otra víctima de las imposiciones de Bernarda, que la humilla siempre. No obstante, considera su obligación velar por el orden de aquella casa-prisión, en el deseo de prevenir una desgracia que, finalmente, será inevitable. Por eso insta a Adela a dejar de verse con Pepe, y a respetar la ley de Dios, es decir, a respetar al futuro marido de su hermana y a no cometer adulterio. Aun comprendiendo a Adela, no puede consentir que se ponga en entredicho la honra de la familia que le da de comer.

   Frente a la mujer sumisa, encerrada en la casa, el hombre, representado por el Romano, goza de libertad (su mundo es el de la calle). Este hombre es concebido por el autor como materialista y perseguidor del amor erótico. Pretende casarse con Angustias, por el dinero, pero no reprime su deseo hacia Adela, deseo que consuma en otro espacio abierto: el corral. La consumación del deseo de los amantes, contraviniendo la "ley de Dios", provoca la tragedia. Adela cree que su madre ha matado a Pepe y no tiene otra salida que el suicidio. Mejor la muerte real que "morir" día a día en esa casa-prisión-infierno-convento sin luz y sin amor. Es un final que nos recuerda la muerte de otro personaje literario, la de Melibea, quien decide quitarse la vida después de contemplar la muerte de su amado Calisto: "Muerta llevan mi alegría. No es tiempo de yo vivir."

   Tras la muerte de Adela, Bernarda impone silencio. La verdad quedará encerrada entre los blancos muros de su casa. Los vecinos sólo deben saber que Adela ha muerto virgen.

   En definitiva, creemos que Lorca escribió esta obra con la intención de criticar la España de su tiempo, una España esclava de las costumbres tradicionales, machistas, opresoras de la vida de la mujer y de su libertad.

 

Con la colaboración de Lidia, Paula, Javier, Leandro y Daniel. IES Nervión, 2008.

 

Para añadir comentarios debe estar registrado.