La Voz del Nervión
Espa√Īol (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)

La hora

Enlaces

  • Enlaces
  • Enlaces
  • Enlaces

El Sol

09:3214:3119:30
Sevilla, Espa√Īa

Wikipedia

Calendario escolar

Enero 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4
Eduardo Galeano, una voz contra la injusticia
Noticias - Noticias literarias
Escrito por Agust√≠n Morilla Colmenero   
Miércoles, 06 de Mayo de 2015 16:29

alt

 

A los 74 a√Īos y en Montevideo, como no pod√≠a ser de otra forma, ayer falleci√≥ el periodista y escritor uruguayo Eduardo Galeano, autor de numerosos libros de referencia, entre los que destaca 'Las venas abiertas de Am√©rica Latina', que 44 a√Īos despu√©s de publicado, sigue siendo indispensable para abordar la realidad del continente. ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬†

¬ęEra un jugador brillante, el mejor del mundo... cuando estaba so√Īando. Cuando despertaba ten√≠a piernas de madera. Entonces decid√≠ ser escritor¬Ľ, dec√≠a Eduardo Galeano. M√°s vale. Quiz√° el Nacional de Montevideo perdi√≥ un jugador, pero el mundo gan√≥ un escritor de referencia que ayer, a los 74 a√Īos de edad y en su ciudad natal, Montevideo, falleci√≥ tras varios d√≠as ingresado a causa de una reca√≠da del c√°ncer de pulm√≥n del que fue intervenido por primera vez en 2007.

Toca, por lo tanto y por desgracia, repasar la vida y obra de este autor polifac√©tico que, como tantos otros, empez√≥ en las p√°ginas de un diario. Concretamente con una vi√Īeta en el diario "El Sol" a los 14 a√Īos. ¬ęMe met√≠ en el periodismo y nunca m√°s sal√≠¬Ľ, dej√≥ dicho. Fue su militancia y su trinchera. En los a√Īos 60 trabaj√≥ en la m√≠tica revista 'Marcha', de la que bebi√≥ buena parte de la izquierda latinoamericana de la √©poca, en especial los tupamaros del Movimiento de Liberaci√≥n Nacional (MLN), como el expresidente Pepe Mujica. Dirigi√≥ tambi√©n el diario '√Čpoca', as√≠ como las publicaciones de la Universidad de Uruguay. Lo hizo hasta 1973, a√Īo en el que el golpe de estado militar le oblig√≥ a exiliarse (despu√©s de ser detenido), primero en Argentina (donde fund√≥ la revista 'Crisis') y posteriormente, debido a las amenazas del r√©gimen de Videla, en Barcelona, donde vivi√≥ una d√©cada.

Fue en ese largo exilio en el que escribi√≥ su obra m√°s ambiciosa: 'Memoria del fuego'. Una trilog√≠a que repasa la historia latinoamericana. Pero el reconocimiento como ensayista se lo hab√≠a ganado antes, en 1971, cuando public√≥ 'Las venas abiertas de Am√©rica Latina'. Un libro imprescindible que empez√≥ a escribir a los 27 a√Īos y que, 44 a√Īos despu√©s de su publicaci√≥n, sigue siendo indispensable para entender la Latinoam√©rica de hoy en d√≠a. El libro se volvi√≥ a hacer c√©lebre en 2009, cuando el entonces presidente venezolano, Hugo Ch√°vez, entreg√≥ un ejemplar a su hom√≥logo estadounidense, Barack Obama. Vista la reciente cumbre de Panam√°, quiz√°s alguien en la Casa Blanca lo ley√≥.

Obra de referencia

De hecho, sigue siendo el libro que todo intr√©pido mochilero que cruza el charco deber√≠a llevar consigo. En √©l aprendimos, y voy de memoria, que del cerro Potos√≠, los espa√Īoles sacaron una cantidad de plata equivalente a la que se necesitar√≠a para construir un puente sobre el Atl√°ntico; y tambi√©n que, como colonos, los espa√Īoles eran tan ineptos que toda esa plata fue a parar a los banqueros del norte de Europa, acreedores de la gran deuda soberana del Reino de Espa√Īa (no parece, visto lo visto, que tanto haya cambiado el mundo en cinco siglos).

Fue un libro prohibido en varias dictaduras latinoamericanas, no en vano no apuntaba solo a las potencias coloniales e imperialistas como causantes de las desgracias latinoamericanas, sino que se√Īalaba a las √©lites internas como perpetuadoras de reg√≠menes de miseria muchas veces comandadas, en aquellas √©pocas, por militares. Denunci√≥ su brutalidad, pero tambi√©n su absurdidad, con iron√≠as de las que el caso de la breve dictadura colombiana es el perfecto ejemplo. Seg√ļn explica, fue el general Gustavo Rojas Pinilla, en los a√Īos 50, el que reconoci√≥ el derecho al voto de la mujer colombiana. Maravilloso progreso emancipador en un r√©gimen en el que, evidentemente, no se celebraban elecciones.

Regreso a Uruguay

Acabada la dictadura, regres√≥ a su pa√≠s a mediados de los 80 y fund√≥, junto a otros periodistas de 'Marcha', la revista 'Brecha' viva a d√≠a de hoy como cooperativa de trabajadores y en la que trabaja Ra√ļl Zibechi, que firma el art√≠culo de al lado. Un trabajo de periodista que mantuvo durante a√Īos, aunque dedicando cada vez m√°s tiempo a su obra literaria, sin dejar en ning√ļn momento un compromiso activista al que se lig√≥ durante toda su vida, desde la lucha contra la ley que garantiza la inmunidad de los golpistas uruguayos al apoyo a los indignados del 15M, a los que visit√≥ en Barcelona. Un viaje en el que pas√≥ por Euskal Herria, donde recibi√≥ el premio de la Cr√≠tica de la Feria del libro de Bilbo.

En el campo literario, public√≥ una veintena de libros, entre los que destacan t√≠tulos como 'Patas arriba, la escuela del mundo al rev√©s', 'Espejos' o 'El libro de los abrazos'. Ejercicios todos ellos de compromiso pol√≠tico y humanista. ¬ęNo seremos plenamente humanos, ni de veras democr√°ticos, mientras no seamos capaces de construir un mundo sin hambre de pan ni de abrazos¬Ľ, dej√≥ escrito. Tambi√©n public√≥ 'El f√ļtbol a sol y sombra', todo un salvavidas para aquellos aficionados al deporte rey a los que peri√≥dicamente nos asaltan las dudas.

Ayer se supo que Galeano deja una obra p√≥stuma con el encargo de publicarse tras su fallecimiento. Se har√° en mayo y, por supuesto, en papel. No pod√≠a ser de otra manera en el caso de un escritor que asegur√≥ necesitar el olor de los libros de papel para vivir: ¬ęlibros que pueda apretar contra el pecho cuando me sienta solo o triste¬Ľ.