La Voz del Nervión
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)

La hora

Enlaces

  • Enlaces
  • Enlaces
  • Enlaces

El Sol

07:3314:1921:05
Sevilla, España

El tiempo

Sevilla
0°C
Sevilla °C Londres °C París °C Nueva York °C Tokyo °C
[Detalles]

Wikipedia

Calendario escolar

Abril 2018
L M X J V S D
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6
Impuesto sobre la Riqueza y las Grandes Fortunas de Guipúzcoa
Opiniones de los lectores - Opiniones
Escrito por Agustín Morilla Colmenero   
Martes, 28 de Abril de 2015 17:49

alt

Riqueza: conjunto de bienes y derechos de contenido económico, salvo deudas y obligaciones, de los que sea titular la persona física.                                    

¿Qué ha pasado a lo largo de este último siglo? Estos últimos veinte años, después de la contrarrevolución reaccionaria comandada entre Reagan y Thatcher, la imposición sobre la riqueza se ha caído con los argumentos de que hay doble imposición; a nadie se le ha ocurrido suprimir el impuesto sobre la renta o el de valor añadido, siempre ha sido retirado el de la riqueza con unos argumentos demagógicos que escondían el odio del capital sobre un impuesto de la propiedad, que como en la Edad Media, sigue siendo sagrada.

Ya ni se acuerdan de gente tan poco proclive como el Papa León XIII cuando decía aquello de "la función social de la propiedad".

La izquierda ha sufrido una derrota, porque no ha sabido enfrentarse a esta supresión del impuesto de la riqueza, y la supuesta izquierda que fue quien ayudó a suprimirlo, con argumentos a veces muy absurdos, sin embargo, con otros impuestos como el IVA, o como el IRPF, no se plantean lo mismo.

Bildu empezó a cambiar este impuesto hace dos años y medio y hace menos de un año entró en vigor.

El libro de Pikkety, El capital en el siglo XXI, uno de los más importantes de fiscalidad de los últimos cincuenta siglos por lo menos, que recalca el negro sobre blanco y las grandes verdades que existen sobre la supresión del Impuesto sobre la Riqueza.

Es muy curioso, que en un momento en el que la riqueza pública de la inmensa mayoría de los países sea cero. En los momentos en los que la deuda pública está ahogando a muchísimos países, sea el momento de la historia de la Humanidad en el que la riqueza privada sea mayor que la pública, concretamente 7 veces mayor a la Renta Nacional Neta.

A pesar de que el libro de Pikkety comparte muchas medidas de las adoptadas por esta formación, existen unas diferencias como el reflejo de Pikkety en el esfuerzo económico de la izquierda en un impuesto de la Riqueza Neta a nivel mundial, y más concretamente a nivel de la UE, minusvalorando otras opciones como la necesidad de una auditoría de la deuda pública, como también apoya el belga Ëric Toussaint, quien presidirá la auditoría de la deuda griega.

Pikkety también comenta en su libro que estas medidas sin un consenso a nivel europeo son imposibles de llevarlas a cabo, y sí se puede avanzar, como lo ha hecho Bildu en Guipúzcoa, gravando un máximo de 1% de impuesto sobre la riqueza, por lo que la deslocalización en masa de empresas por motivos fiscales sería absurdo suponiendo una pérdida de beneficios mínima al enfrentar el pago de dicho impuesto y los costes de deslocalización serían mayores que el impuesto a pagar.

Tampoco supondría la ocultación de la riqueza fuera del país, porque en el Estado Español existe una nueva ley implantada por el actual gobierno del Partido Popular que penaliza gravemente los bienes en el extranjero no declarados, por ello Pikkety se estaría colocando más a la derecha del Partido Popular, que ya es decir, diciendo que no se puede avanzar.

Este impuesto únicamente ha sido implantado en la UE dentro del territorio de Guipúzcoa, perteneciente a la Comunidad Autónoma Vasca dentro del Estado Español por la Diputación Foral de Guipúzcoa gobernada por Bildu a finales de 2012 y entró en vigor en el ejercicio 2013. En Europa está implantado en Noruega; en Asia está implantado en Sri Lanka desde 2014 y varios países de Sudamérica están empezando a implantarlo.

Hay varios motivos por lo que este impuesto no está implantado en otros países porque además hay otros seudoimpuestos que tratan de evitarlo, e incluso puede confundirse el impuesto sobre la riqueza con otros impuestos, como el de Bienes Inmuebles que únicamente grava la riqueza inmobiliaria, con el inconveniente de que donde es aplicado, este grava a un porcentaje muy elevado para no añadir el Impuesto sobre la Riqueza Neta, haciendo que las estadísticas europeas, maquilladas a propósito por los capitalistas, en el que el 50% de la riqueza real es inmobiliaria y además grava menos de la mitad de la riqueza real de las "megafortunas". Dinamarca por ejemplo tiene aplicado el Impuesto de Bienes Inmuebles a nivel mundial, siendo más éticos que el resto de países, pero les queda aún el gravar toda la riqueza, para que les duela a los que más tienen.

Otro tema es que se piensa que no es necesario este impuesto por la existencia del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, pero aunque sea acertada su aplicación, no es suficiente al no cumplir los objetivos que el Impuesto sobre la Riqueza Neta tiene, privatizando a su vez la caridad a la hora de dar ese bien a otra sociedad o entidades sin ánimo de lucro, y además las posibilidades de elusión o evasión son mucho mayores.

Hay países que dicen de tener este impuesto aplicado como son Suiza y Liechtenstein, pero claro, al existir el secreto bancario y al no gravar las plusvalías sobre el Impuesto de la Renta, que en mi opinión, eso es un seguro para defraudar en renta.

Holanda también intenta colar este impuesto ya que este no existe como tal, únicamente grava el 4% de la riqueza neta dentro del 30% del Impuesto de la Renta, o sea, un 1,2%. Pero, con el refrán de "con una manta no se puede tapar dos camas" queda muy claro su fallo, o se grava el impuesto de la renta, o el de la riqueza; no las dos cosas juntas.

Finalmente los Estados Español y Francés tienen el Impuesto de Patrimonio, pero con el "escudo fiscal", el que tiene, paga por su riqueza sin superar el tope de su renta. Los "megarricos" generalmente se dice que viven de la caridad, pero tienen una renta cero. Las sociedades familiares cotizadas y no cotizadas están exentas de este impuesto, como por ejemplo L'Oreal en Francia. Liliane Bettencourt, principal fortuna de Francia, paga únicamente el 0,01% de su patrimonio. Los Botín o los Roig en España pagan cero euros por su patrimonio. Con esto se llega a la conclusión de que la UE es un paraíso fiscal para las empresas.

Con los casos anteriores la izquierda tampoco quiere que estas grandes fortunas no consuman, es más, son los principales financieros de los partidos políticos del sistema, que algunas veces financian ilegalmente, por cierto. Además de eso, tener esos impuestos diciendo que es ese impuesto, deslegitima propiamente al impuesto en cuestión, porque por ejemplo si una persona que posee cinco millones de euros, se le obliga a pagar un poco, pero el que tiene mil millones de euros paga cero euros, por lo que se queda asombrado con la tremenda injusticia que hay.

Casualmente, en los dos sitios de Europa en los que está implantado el Impuesto sobre la Riqueza, Noruega y Guipúzcoa, es donde menos desigualdad existe según las estadísticas oficiales.

Es necesario que Europa comience a trabajar en un Impuesto sobre la Riqueza Neta común, para eso es necesario una transferencia de información entre todos los países, ya que si en 1993, antes de suprimir las fronteras, Jacques Delors, uno de los padres de la UE, decía que si había transferencia de información inmediata entre el IVA y los impuestos especiales, se iba a hacer lo mismo con los impuestos directos, y que si no, no se cerrarían nunca las fronteras, 22 años después, se han quitado las fronteras y seguimos con la imposibilidad de que un inspector fiscal pueda consultar esa información completa de todo el mundo. Si existiese voluntad política, que no la hay, porque la burguesía perdería parte de su poder, esto sería posible.

Con poca fuerza y apoyo en Guipúzcoa, se ha conseguido que este impuesto suponga el 1,5% de la recaudación tributaria y un 4% aproximadamente del Impuesto sobre la Renta.

Por razones obvias de deslocalización una subida de este impuesto sería muy arriesgado. Pikkety en su libro dice que debe ser del 1% a partir del primer millón de euros y de un 2% a partir del quinto millón de euros.

Como anécdota, un impuesto muy similar fue el que hizo caer del gobierno a Margaret Thatcher.

Por consiguiente, para la izquierda cabe la esperanza de derrocar este sistema neoliberal con temas como este impuesto.

Me gustaría finalizar este artículo con la siguiente frase:

"Las tres patas de la imposición sobre las personas son la gravación de lo que se gana, lo que se tiene y lo que se gasta; la renta, la riqueza y el consumo" – Agustín M.G. PRESIDENTE DEL TEAF DE GIPUZKOA

 

Para añadir comentarios debe estar registrado.